01 340 4868
admin@cryo-cell.com.pe

Tips de maternidad

Lactancia Materna

La lactancia materna es un bellísimo acto de amor que proporciona a tu bebé la nutrición necesaria para su crecimiento y desarrollo, ya que tiene las proporciones correctas de calorías, grasa, carbohidratos, proteínas.

– Un bebé amamantado está más protegido. La leche materna proporciona a tu bebé anticuerpos, lo cual es imprescindible para el desarrollo de su sistema inmune. Además, ayuda a protegerlo de las alergias y enfermedades futuras, como: asma, obesidad, diabetes, colitis ulcerosa, Crohn, arterioesclerosis e infarto de miocardio.

– La lactancia materna ayuda a la recuperación postparto. Al succionar, el niño hace que la madre produzca ciertas hormonas que hacen que el útero se contraiga. Además, le ayuda a recuperar su figura más rápidamente, ya que el proceso de amamantamiento requiere más calorías y le será más fácil perder los kilos ganados durante el embarazo.

– La lactancia materna tiene un efecto tranquilizador en el bebé y favorece el vínculo afectivo madre-hijo.

Fuente: entremujeres.clarin.com

Omega 3 en la leche materna

– Los ácidos grasos omega 3 son esenciales para el desarrollo del bebé y están presentes en todas las células de su organismo, especialmente a nivel cerebral y ocular. Es necesario que el lactante reciba la cantidad de estas grasas a diario, de allí la importancia que la leche materna contenga los niveles óptimos de omega 3.

Embarazo

– Un 75% de las mujeres presentan náuseas durante el embarazo. La mayoría de las veces desaparecen llegando a la semana 12.  Muchas veces los síntomas de las náuseas pueden controlarse con algunos medicamentos y una dieta controlada que incluya porciones pequeñas, alimentos sólidos y fríos.

– El aumento total de peso debe ser unos 14 kg., de los que aproximadamente ⅔ corresponden al bebé, la placenta, el útero y el líquido amniótico.

– Uno de los primeros síntomas de embarazo, son las molestias en los pechos de la mujer. Debido a los cambios hormonales, el mayor flujo sanguíneo y la preparación de las glándulas mamarias, se sienten los pechos hinchados, con hormigueo o doloridos.

Para ayudar a disminuir estos molestos síntomas en los pechos se recomienda:

  • Compra un sostén adecuado: Es importante que el sostén que uses durante el embarazo sea acorde al volumen que haya ganado el busto, para que se ajuste sin oprimirlo.
  • Ducharte con agua tibia
  • Hidrata tus pechos: aplica una crema hidratante al menos 2 veces al día, mediante movimientos circulares y masajeando la zona.
  • Haz ejercicios de fortalecimiento del busto para que lleven mejor el aumento de su peso y evitar la flacidez.

– Encontrar una postura cómoda para dormir durante el embarazo puede ser un desafío.

  • Cuando te acuestes trata de hacerlo de lado izquierdo, eso mejora la llegada de sangre al útero y al bebé. Estira tu pierna izquierda y flexional la pierna derecha apoyándola en la cama. Puedes ubicar almohadas o almohadones debajo de la panza para lograr una postura más confortable
  • Un baño caliente o una ducha antes de acostarse puede ser útil.
  • Aprender técnicas de relajación y respiración, puede ayudar.
  • Evite acostarte sobre su espalda por un largo período de tiempo.
  • Beber abundante líquido durante el día, pero reducir la ingesta de liquido antes de acostarse, para no tener que levantarse a orinar durante la noche.

– Si estás embarazada y tus encías sagran, no debes asustarte. Debido a la alta concentración de hormonas durante el embarazo, es frecuente que se produzca un sangramiento en las encías. Eso se llama la gingivitis del embarazo. Consulta a un especialista para que haga una buena limpieza y remoción de la placa bacteriana.

– Hacer ejercicios suaves en el embarazo es beneficioso para la madre. Caminar un rato cada día, por ejemplo, ayudará a prevenir la aparición de várices, ya que mejorará la circulación a nivel de tus miembros inferiores. Si tienes planeado iniciar algún tipo de actividad física en el embarazo, consúltala antes con tu médico.

– Un gran número de las mujeres embarazadas desarrollan estrías debido a rápido aumento de peso. Controla tu ganancia de peso y utiliza cremas corporales con vitamina E, toma tus vitaminas prenatales e hidrátate adecuadamente.

– Los cambios hormonales que desencadena el embarazo provocan alteraciones en el olfato de la mujer. La hiperosmia es un trastorno nervioso, que implica una sensibilidad extrema hacia los olores y ocurre por el aumento de estrógenos que se produce en estos meses.

– Toma vitaminas prenatales, estas deberían incluir ácidos grasos omega-3 para favorecer el desarrollo del cerebro y de los ojos, y al menos 400 microgramos de ácido fólico que ayuda a prevenir los defectos del tubo neural. Consulta a tu médico para que te indique las más adecuadas para ti.

El desarrollo del bebé en el embarazo

– Lo que ocurre en el primer trimestre de embarazo, que va desde la semana 1 a la 13:
•    Aparece el embrión
•    De la semana 1 hasta la 4, se empiezan a desarrollar órganos como la boca, los ojos, el corazón, los pulmones, las orejas y las piernas del bebé comienzan a crecer.
•    De la semana 5 hasta la 9, todos los órganos del cuerpo ya están presentes, se empieza a formar la mandíbula y ya se pueden detectar las ondas del cerebro.
•    De la semana 9 a la 13, las huellas digitales de la piel empiezan a detectarse, a la vez que se han formado los dedos de las manos y de los pies. Asimismo, el bebé comienza a realizar sus primeros movimientos, como mover su cabeza y apretar sus pequeñas manos.

– Lo que ocurre en el segundo trimestre de embarazo, que desde la semana 14 hasta la semana 27:
•    Desde la semana 14 hasta la 18, el bebé puede escuchar la voz de la madre y los latidos de su corazón, así como también los ruidos que se producen en el ambiente en el que la madre se encuentre.
•    Desde la semana 19 hasta la 23, las pestañas del bebé aparecen y la madre empieza a sentir sus movimientos. Dentro de este rango de tiempo, es probable que el médico pueda detectar el sexo del niño.
•    Desde la semana 24 hasta la 27, el bebé se muestra mucho más activo en cuanto a sus movimientos en el vientre materno y ya puede chuparse el dedo.

– Lo que ocurre en el tercer trimestre de embarazo, que va desde la semana 28 hasta la semana 40:
•    Desde la semana 28 hasta la 32, el bebé muestra respuestas ante los sonidos y la luz del exterior y sus cinco sentidos están activos. Durante estas semanas, la madre puede sentir las pataditas del bebé con mucha frecuencia.
•    Desde la semana 32 hasta la 36, el bebé termina de desarrollar su cerebro.

Antes del embarazo

Si estás buscando un embarazo, tus hábitos y estilo de vida pueden retrasar o favorecer la concepción. Es importante que lleves una vida saludable.

– Procura mantener una alimentación equilibrada

– Mantén a raya el colesterol. Nuevas investigaciones han confirmado que puede afectar la fertilidad.

 – Sustancias como el alcohol, el tabaco o la cafeína suelen retrasar el embarazo, además de ser nocivos para el feto y propiciar abortos espontáneos.

 – Trata de conseguir el peso ideal.

 – Acude al ginecólogo, quien se asegurará, mediante algunos exámenes que estás en buenas condiciones para quedar embarazada.

 – Ponte en buena forma: comienza a practicar un deporte, ejercicio o actividad física que se pueda seguir haciendo durante el embarazo.

  Empieza a tomar ácido fólico tres meses antes de abandonar el método anticonceptivo. Esta vitamina es primordial para la salud de la madre y del hijo, evita ciertos tipos de anemias y previene ciertas malformaciones en el futuro bebé.