01 340 4868
admin@cryo-cell.com.pe

Noticias Cryo-Cell

Nuevo estudio busca combatir defecto cardíaco congénito con células madre

Josué Salinas Salgado, de cuatro meses, entró a quirófano con un defecto congénito impresionante: la mitad izquierda de su corazón es demasiado pequeña o casi inexistente. Para salvarlo, los cirujanos tuvieron que reencausar su flujo sanguíneo, un tratamiento drástico que no siempre funciona. Por eso dieron un paso más. En un experimento audaz, los médicos inyectaron células madre directamente en la mitad sana del corazón de Josué para reforzarlo y compensar la parte faltante.

Es uno de los primeros intentos en Estados Unidos de probar si las células madre que sirven para reparar el músculo cardíaco en sobrevivientes de infartos también pueden ayudar a los enfermos cardíacos más pequeños. “Creemos que el corazón joven tiene mayor capacidad de respuesta”, dijo el doctor Sunjay Kaushal, jefe de cardiocirugía pediátrica del Centro Médico de la Universidad de Maryland, quien encabeza el estudio en sociedad con investigadores de la Universidad de Miami.

El defecto que padece Josué ha sido usualmente tratado con tres operaciones a corazón abierto realizada a los pacientes entre el nacimiento y los tres años de edad. El 65% sobrevive al menos cinco años y muchos llegan a la madurez. Pero muchos niños mueren o requieren un trasplante porque el ventrículo derecho se desgasta con el exceso de trabajo. Por eso los médicos investigan si las células madre pueden ayudar al ventrículo a funcionar mejor.

Esta era la segunda operación a corazón abierto de Josué, los médicos buscaban aliviar la presión sobre el ventrículo derecho e inyectar las células madre.

El estudio en sus primeras etapas que comparará a 30 bebés, la mitad de los cuales reciben células madre, para determinar si la estrategia es segura y si hay diferencia con los que solo reciben cirugía. Pasarán varios años antes de que se sepa si el tratamiento es eficaz. Pero al igual que muchos bebés después de la segunda operación, Josué reaccionó bien y una semana después se pudo ir a casa.

Fuente: 20minutos.com