01 340 4868
admin@cryo-cell.com.pe

Noticias Cryo-Cell

Leonardo: un caso alentador de la aplicación de células madre a niños con autismo

El pequeño Leonardo Ramos, del condado de Mercedes, California, en Estados Unidos, es un ejemplo claro de mejoría. Él recibió el mejor regalo al cumplir seis años de edad, al ser sometido a un trasplante de células madre, con el que se han visto resultados alentadores.

Los padres del menor, Wendy y Juan, señalan que su hijo fue diagnosticado a los tres años y que los resultados del tratamiento con células madre fueron inmediatos ya que la mejoría en su hijo fue de un 80 por ciento, especialmente en su lenguaje.

En el caso de Leonardo, su madre investigó los usos potenciales y beneficios de las células madre del cordón umbilical cuando estaba embarazada, con el fin de contar con una alternativa para tener acceso a tratamientos médicos para su familia en caso de alguna enfermedad, fue que decidieron crioconservar las células madre cuando nació Leonardo.

Fue un embarazo normal, sin complicaciones, pero a los tres años de edad comenzaron a notar que Leonardo se mostraba ausente, no aprendía al mismo ritmo de sus compañeros y tenía dificultades para hablar. Le realizaron diversas pruebas que confirmaron el diagnóstico de autismo leve.

Los padres investigaron alternativas para ayudarlo y fue como se enteraron del caso de un niño con parálisis cerebral que mejoró su condición mediante el tratamiento con células madre. Un médico los contactó con una institución en Tijuana, Baja California, donde aplican células madre, para que le realizaran a Leonardo el tratamiento. Los resultados han sido alentadores, hoy en día el niño asiste a una escuela regular unos días, y otros a una escuela especial. Lo repetitivo desapareció por completo, es más sociable y tiene convivencia con otros niños, juega y platica con ellos.

Las células madre utilizadas en el tratamiento del autismo tienen como objetivo principal ayudar al funcionamiento del encéfalo y la hipoperfusión e hipo-oxigenación que le caracterizan. Con el autismo se dañan las zonas del encéfalo responsables de la memoria, concentración, atención y lenguaje, y lo que hacen las células madre es mejorar la circulación, oxigenación, remplazar las neuronas dañadas y estimular la formación de nuevos vasos.

Además se ha demostrado que las células madre mesenquimales pueden mejorar el sistema inmune y detener la inflamación. La estimulación de las células madre favorece la formación de nuevos vasos en los tejidos pobres en oxígeno, lo que conduce al aumento en la circulación sanguínea en los lóbulos frontales, así como en otras áreas del encéfalo.

Las células madre de la sangre de cordón umbilical (hematopoyéticas) se utilizan de manera eficiente en el tratamiento de más de 84 enfermedades; mientras que el uso potencial de las células madre obtenidas de tejido de cordón umbilical (mesenquimales) abarca enfermedades del sistema nervioso, musculoesquelético, cardiaco, endocrino, además pueden emplearse para regenerar cartílago, hueso, tejido miocárdico, pancreático, neuronal, e incluso como adyuvante en el control de enfermedad injerto contra huésped en los trasplantes de médula ósea.

 

Fuente: Cryo-Cell México

Leave a Reply