01 340 4868
admin@cryo-cell.com.pe

Noticias Cryo-Cell

Células madre: Para niños y niñas sin defensas en su cuerpo

Justo después de nacer, los bebés están protegidos de las infecciones, gracias a los anticuerpos que les han trasmitido sus madres. A lo largo de los primeros meses de vida, sus sistemas inmunitarios se desarrollan mucho más y empiezan a asumir la responsabilidad de luchar contra las infecciones en general. Pero algunos bebés presentan inmunodeficiencias Primarias (IDP), es decir, carecen de la capacidad de defenderse de las infecciones más habituales.

El desarrollo tecnológico ha hecho posible determinar si un recién nacido padece una IDP grave, utilizando la sangre que se toma del talón del bebé poco después de nacer.

Las inmunodeficiencias pueden ir de leves hasta graves, las ultimas se consideran de riesgo vital. Los síntomas dependerán de qué parte del sistema inmunitario esté afectado, la característica principal es que se tiene la susceptibilidad de contraer infecciones y existe retraso del crecimiento. Un bebé con IDCG presenta infecciones bacterianas, virales o fúngicas mucho más graves y que no responden a tratamientos. Cabe mencionar que no se pueden vacunar con virus vivos, como los de varicela y los de la triple vírica (contra el sarampión, las paperas y la rubeola), ya que no pueden defenderse fabricando anticuerpos, así que resulta muy peligroso.

Entre las infecciones que se presentan se incluyen: de oído (otitis media aguda), de senos nasales (sinusitis), el muguet o candidiasis oral (un tipo de infección por hongos que afecta a la boca), infecciones de la piel, meningitis y neumonía. Los bebés con IDCG también presentan diarrea crónica.

El único tratamiento que puede curar la IDCG es el trasplante de células progenitoras, introduciéndolas en el organismo del paciente con la esperanza de que las nuevas células madre aniden y se desarrollen en su organismo, permitiendo reconstruir su sistema inmunitario.

Fuente: www.oem.com.mx

Leave a Reply